MI PELO ME DA

Confianza, belleza, bienestar

MI PELO ME DA

Confianza

Estilo

Salud

Aunque la caída del pelo y la merma de la confianza en sí misma de una persona van a veces de la mano, es curioso cómo la imagen de un hombre calvo a veces también va ligada a la idea de liderazgo.

Es cierto que durante los últimos años las imagen de los hombres con pelo y sin él ha cambiado, pero aún quedan resquicios en la sociedad de lo que proyectan las personas con y sin pelo. Aunque aquellos que sufren alopecia se llevan algunas consideraciones bastante positivas, (como por ejemplo, dan imagen de estabilidad), lo cierto es que también se llevan algunas negativas.

Pero, ¿tiene la capacidad de liderazgo algo que ver con la caída del pelo? En realidad, no hay ningún estudio concluyente que así lo afirme. Aunque sí hay algo que está íntimamente relacionado: La confianza en uno mismo.

Para empezar, si un líder no confía en sus capacidades, si él no tiene claro que puede conducir al éxito a un grupo de personas, ¿cómo van a confiar los demás en él? Cultiva tu autoconfinaza tal y como te recomendábamos en este post.

Podemos continuar visualizando tus éxitos pasados. Revisa todo lo que te ha hecho llegar al punto en el que te encuentras ahora mismo. Seguro que una serie de decisiones acertadas (y otras no tanto) son las que te han conformado tanto como persona como profesional. Saca de todas ellas la parte buena. Disfruta de tus triunfos, y aprende de todos tus errores.

Un buen líder, además, tiene que saber escuchar a la gente con la que trabaja. Desde el principio tienes que tener claro que no eres una persona a cargo de un grupo de subordinados, sino que todos conformáis un equipo que ha de remar en la misma dirección, y por lo tanto, el hecho de que tengas en cuenta sus opiniones beneficiará al resultado final. Si te mantienes firme, pero sabes escuchar de forma comprensiva, tu equipo sabrá que empatizas con él, por lo que tendrán una imagen positiva de ti, y conseguirás que tus objetivos sean, a fin de cuentas, los objetivos comunes de todos.

Por último, recuerda eso de que querer es poder. Si bien es cierto que cada persona tiene unas virtudes únicas, también lo es que con constancia y trabajo, todo el mundo puede llegar a ser un buen líder.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

ACEPTAR
Aviso de cookies